InicioComunicacionesGarly Sojo: el joven que se ganó a una generación consolidada y...

Garly Sojo: el joven que se ganó a una generación consolidada y encantó a Venezuela

Desde que tenía 21 años Garly Sojo supo integrarse a una exitosa generación de jugadores a la vez que deslumbró al país entero. Se lo ganó a pulso con su talento y su constancia. Cada vez que se puso la camiseta de la Selección Nacional mostró sus notables condiciones atléticas y su talento natural para la disciplina. Repasemos su carrera con Venezuela.

Debut en Lituania

En 2019 Garly Sojo participó en el último Campeonato Sudamericano U21 de la región, en Tunja, Colombia. Allí dio sus primeros pasos a nivel internacional. Dos años después llegó su esperado debut con la selección de mayores. Fue en el Torneo Preolímpico de Kaunas, pautado para jugarse en 2020 pero que a raíz de la pandemia por el COVID-19 se jugó entre finales de junio e inicios de julio de 2021 en Lituania. 

El Preolímpico de Lituania fue un torneo corto que constó de tres partidos para Venezuela: Lituania, Corea del Sur y Eslovenia. Pocos pero suficientes partidos para que Sojo se estableciera como un fijo desde entonces en una selección en la que mientras él debutaba se despedían los históricos José Vargas y Luis Bethelmy.

Aunque no abrió ningún encuentro, Garly fue el quinto jugador con más minutos por partido de aquel grupo (19.3 pts/pj). Promedió 7.3 puntos, 5.0 rebotes, 1.7 asistencias y 2.0 robos. Tuvo 41.2% de acierto en TC, 50% en T3 y 71.4% en TL. Lo hizo con 21 años en un contexto de máximo nivel.

Camino al Mundial

Tras no poder clasificar a los JJ.OO. de Tokio, el siguiente reto para la Selección Nacional fue disputar los Clasificatorios a la Copa del Mundo FIBA 2023, con la mente puesta en obtener su segunda clasificación consecutiva a la cita mundialista. 

La selección se mantuvo con el núcleo de 8-9 jugadores de vasta experiencia, y estos fueron complementados por un mixto de jóvenes comandado por Garly Sojo, quien estuvo presente en 11 de los 12 partidos clasificatorios. Solo se perdió aquel ‘accidentado’ encuentro ante Canadá en Edmonton. 

En el camino al Mundial 2023 su aporte fue constante: anotó 10 o más puntos en seis de los 11 juegos en los que participó, tuvo seis partidos de cinco o más rebotes y tres encuentros de tres o más robos de balón

Mención aparte para sus 17 puntos en Nassau, Bahamas, en una noche que le terminaría dando buena parte del cupo mundial a Venezuela. Después de 11 partidos, Sojo promedió 9.0 pts/pj, 4.5 reb/pj, 1.3 ast/pj, 1.8 rob/pj y 0.8 blq/pj en 20.2 min/pj. Tuvo una eficiencia de 10.6 puntos, el tercer mejor registro detrás de Michael Carrera y Néstor Colmenares.

Con la clasificación asegurada, la ruta siguió para los dirigidos por Fernando Duró con una gira de amistosos -partidos no oficiales- ante Angola, Argentina, España, Francia, Australia, Sudán del Sur y Brasil. 

Garly Sojo estuvo desde el primer día en la concentración en Caracas y durante la gira destacó particularmente en dos partidos ante potencias mundiales: España (11 pts) y Australia (12 pts).

Copa del Mundo 2023

La Copa del Mundo FIBA 2023 fue la competición más importante que Garly Sojo pudo jugar en su carrera. Dos años después de su debut, con mucha más madurez y mayores responsabilidades en un grupo que a medida que pasó el tiempo le dio más libertades dentro de la cancha. 

Él se convirtió en la chispa, en un disruptivo natural por sus virtudes, pues era capaz de crear con más facilidad que los demás sus tiros, y con un físico privilegiado a la par de un instinto entrenado para las asignaciones defensivas. Un ‘distinto’ muy necesario para la selección.

En Okinawa, los reflectores tendían a seguirlo más que al resto. No era un desconocido para la afición, al contrario, representaba ilusión y un presente y futuro promisorio. Él respondió al llamado y habló en el tabloncillo, como siempre se caracterizó.

Garly Sojo fue el máximo anotador de Venezuela (12.4 pts/pj) y el segundo máximo rebotero (4.2 reb/pj). Disputó los cinco partidos del Mundial y fue el tercer jugador con más minutos (23.6 min/pj). También dio 1.2 asistencias y robó 0.8 balones por juego. 44.9% fue su porcentaje de acierto en TC, 36% en T3 y 64.3% en TL.

En cuatro partidos superó la decena de puntos. Su estreno ante Eslovenia fue inolvidable por el hecho de anotar cuatro triples en un primer cuarto que ganó Venezuela. Su tope de puntos llegó ante Japón (20 pts, 7/13 TC).

Venezuela no celebró en lo colectivo en dicha justa. Sin embargo, dentro de los aspectos positivos para destacar probablemente el principal fue el rendimiento de Sojo, quien demostró estar preparado para los eventos más importantes y no le huyó al rol de liderar en ofensiva a su país.

Juegos Panamericanos: líder en la gloria

Santiago 2023 marcó un antes y un después para Venezuela. Primero, el mando estuvo a cargo de Daniel Seoane. Segundo, el grueso del grupo cambió: solo repitieron cinco mundialistas y el predominio fue de la juventud. Para Garly Sojo fue el primer -y lastimosamente el último- torneo en el que tuvo las llaves de la selección.

Le anotó 22 puntos a Argentina, 21 a República Dominicana y 22 a Panamá. Dichas actuaciones fueron en días consecutivos. No hubo día de descanso. Los 22 tantos que anotó dos veces fueron su tope en su carrera a nivel de selección. En las semifinales anotó 14 unidades ante Brasil. Cerró con 17 puntos en la final panamericana ante Argentina.

Garly Sojo promedió 19.2 puntos, 5.6 rebotes, 2.4 asistencias y 3.6 robos en los Juegos Panamericanos Santiago 2023. Lideró en ataque y en defensa. Tuvo 34.9% de acierto en tiros de campo, 18.1% en tiros de tres y un notable 82% en tiros libres. Sojo, sus 11 compañeros y el cuerpo técnico pasaron a la historia por lograr la primera medalla panamericana en la historia del baloncesto para Venezuela. Para él fue una prematura e inesperada despedida. 24 partidos con Venezuela. Ni muchos ni pocos… significativos.

Sabemos que este relato no tiene el final feliz que nos gustaría. La pronta partida física de Garly Sojo truncó su vida, su carrera y las metas que tenía por delante. A nosotros nos llevó a una cruel reflexión: apartar la mirada de lo que era y en cambio pensar en lo que pudo haber sido. Más allá de los números, su sobria actitud y sus condiciones nos transmitían que estábamos en presencia de la cara del relevo en el baloncesto nacional. 

Antes de irse de este plano, Garly se ganó a una generación consolidada de jugadores que le enseñó los valores del ‘Juntos Somos Más’, lo cuidó y lo acompañó hasta el día más duro; y encantó a un país que se identificó con su juego, su pasión, su talento y su cercanía. Sus recuerdos no dejarán de estar presentes. Hasta siempre, ‘Perla’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil